Mostrando todos los resultados 16

Filtrar

Para qué sirven las luces de emergencia

Este tipo de luces se encienden automáticamente cuando existe un problema en el sistema eléctrico. Sirven para señalar las rutas de evacuación o las áreas idóneas contra los incendios. Las luces de emergencia son imprescindibles tanto en las viviendas como en locales comerciales.

Generalmente se colocan en los sitios donde la iluminación es menor. Poseen una batería en su interior con un tiempo de durabilidad. Las luces garantizan seguridad a las personas y evitan que el pánico se generalice en una situación de crisis energética.

Las luces de emergencia en áreas de alta concurrencia

Sin duda alguna, estas luminarias forman parte de la seguridad y prevención que debe existir dentro de los grandes locales y las industrias. Es obligatorio que cuenten con ellas, porque sólo así se garantiza la visibilidad en momentos de falla eléctrica.

Por lo tanto, es prioridad mantener a salvo al público, los empleados y trabajadores. Para lograr este objetivo los locales deben tener suficientes luces de emergencia y que esten funcionando debidamente.  De esta forma se les brinda tranquilidad y calma a todos.

Las luces Led en estos espacios juegan un papel preponderante. Tienen un buen nivel de desempeño, duran mucho más que cualquier otra. Iluminan muy bien, van en consonancia con el medio ambiente. Además suponen un ahorro enorme en la factura de electricidad.

La importancia de las luces de emergencia

Las personas al llegar a un lugar iluminado sienten confianza y seguridad. La percepción es la de estar en un sitio confortable, agradable y protegido. Y las luces de emergencia tienen una relevancia singular.

Y es que no solo permiten la visibilidad de la ruta de evacuación, sino que contribuyen a restar el temor y angustia que se generaliza en casos de emergencia lumínica. Si los espacios continúan iluminados, se minimizan los episodios de pánico. Y permite un mejor control emocional de las personas.

Las luces de emergencia, tan menospreciadas a veces, se convierten en las salvadoras. Piensa, entonces, que no debes instalarlas por obligación. Son una necesidad imperativa y nos recuerdan que el sistema eléctrico no es infalible. Por ello, se deben tomar todas las precauciones.

Porque si no funcionan correctamente o no las tienes instaladas y ocurre un siniestro, todas las consecuencias y culpabilidad recaerá en ti o los propietarios del local.

Las luces de emergencia: Tips

Las luces de emergencia deben colocarse de acuerdo al ambiente en donde se utilicen. En un cuarto, por ejemplo, la luz no debe ser tan grande, porque si se requiere retirarla va a ser muy pesada e incómodo hacerlo. Si se coloca una pequeña, permite iluminar y es más sencillo quitarla y portarla.

Ahora bien, si el sitio es un espacio amplio o de transito público y es muy concurrido y no se piensa retirarlas, es preferible dejarlas fijas. Atornillarlas para que queden en su lugar permanentemente.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta la altura, porque deben estar accesibles. Ya que se deben revisar con frecuencia, mediante un botón que poseen, para testear que están funcionando correctamente.

¿Dónde deben colocarse la luces de emergencia?

En lugares amplios y concurridos, las luces deben ubicarse en ciertas áreas, que son estratégicas y que requieren su señalización. Es necesario indicar las rutas de evacuación y salidas de las edificaciones. Esto también aplica para las viviendas. Entre esas zonas, se pueden mencionar:

  • Escaleras
  • Desniveles de pisos
  • Corredores, pasillos, intersecciones
  • Baños
  • Salidas
  • Ubicación de extintores de incendio y equipos de alarma

Tipos de luces de emergencia

Existen dos tipos de luminarias. Veamos a continuación, cuáles son:

Luces de emergencia permanentes:

Están encendidas constantemente. Indistintamente de si hay luz o no.

Luces de emergencia no permanentes:

Se encienden de inmediato al existir la falla eléctrica. Utilizan una batería. Cuando se restablece el servicio, se apaga automáticamente y se pone en modo carga.

La decisión de optar por alguna de ellas, queda a libre elección.

Por qué es necesario tener luces de emergencia en la casa

Es de suma utilidad contar con esta clase de luces si frecuentemente hay cortes de electricidad. Es conveniente asegurar la iluminación de varios ambientes dentro de la vivienda. Facilita mucho la movilidad y no será necesario la manipulación de velas ni la búsqueda de linternas para iluminar todo.

Y lo mejor, no te golpearás ni te caerás. Evitaras todo tipo de accidentes. Lo imprescindible es que te proveas de baterías adecuadas para que siempre funcionen tus luces de emergencia.

Cómo seleccionar las luces de emergencia adecuadas

Las luces idóneas para las viviendas, son las Led. Tienen múltiples ventajas: Su luz es buena, te permiten ahorrar energía, y su mantenimiento no es constante. Hay algunas que deben estar empotradas pues así se cargan y no requieren de nada más, están listas siempre. Existen otras que requieren baterías.

Qué áreas de la vivienda se deben iluminar con luces de emergencia

Las áreas del hogar que requieren estas luminarias, son las siguientes:

  • Cuartos
  • Baños
  • Cocina
  • Comedor
  • Pasillos
  • Garaje
  • Puertas de entradas y salidas

Es importante revisar la durabilidad de las luces de emergencia, así sabrás en realidad, de cuánto tiempo dispones de iluminación. En nuestros catálogos se especifica esta información.

Las luces adecuadas para cada estancia de la casa

Al momento de elegir las luces se debe estudiar el tamaño de la estancia. Pues, aunque no lo creas la cantidad de metros cuadrados sí influye en una buena iluminación. Si la habitación mide doce metros, es conveniente colocar luces de sesenta (60) lúmenes.

Ahora bien, si la habitación es más amplia, como un salón, por ejemplo, 130 lúmenes funcionan bien en 27 metros. Y si la superficie mide más de cuarenta metros, como los garajes y sótanos, por ejemplo, entonces se deberían colocar 200 lúmenes.

También puedes colocar luces de emergencia en las escaleras. Se pueden empotrar en ellas y siempre quedan encendidas. Son una opción muy práctica para señalizar y dar luz a esta zona, que muchas veces puede ser peligrosa si no logramos verla con claridad.

Instalación de las luces de emergencia

Las luces son sencillas de instalar y sus baterías tienen horas de autonomía al producirse el fallo eléctrico. Debes recordar que, al momento de colocarlas, debes por seguridad, quitar la energía eléctrica para trabajar con seguridad.

Una vez que ya delimites el lugar donde ubicarás la luz, debes quitar la tapa del equipo. En el muro o pared, marcas donde deseas colocar el enganche que sujeta la luz, puedes utilizar un nivel para que quede recto.

Señaliza donde deben ir los tornillos y con un taladro se agujerea. Se colocan los tacos. Para esto necesitarás una broca grande en el taladro. Para que puedas colocar los cables y no se observen a primera vista.

Ubica los cables y conéctalos con la línea correspondiente. Pon los tornillos y la tapa. Ya solo queda poner la corriente de nuevo. De esta forma, tendrás luz si en algún momento llegase a fallar la corriente.

Como has podido leer, las luces de emergencia realmente son muy útiles tanto para las viviendas como para los locales comerciales. Te evitaran quedarte a oscuras, en caso de existir cortes eléctricos.

En nuestro catalogo podrás encontrar distintos tipos de luces de emergencia, así como las permanentes y no permanentes. De igual manera, los adhesivos para señalizar e indicar las salidas de emergencia.

¿Qué legislaturas de luces de necesidad existen?

La legislatura española sobre luces de emergencia se acabó unificando en el actual Código Técnico de Edificación (Cte), en el cual se especifican los tipos de alumbrado el momento y el lugar en el cual es obligatorio.

Es obligatorio el uso de luces de emergencia en múltiples situaciones, entre ellas destacan los locales cuyo aforo pueda estar ocupado al mismo tiempo por más de 100 personas (hipermercados, restaurantes, teatros, etc.), los aparcamientos cerrados de más de 100 metros cuadrados (incluyendo zonas como pasillos, escaleras y salida) además de los aseos en edificios públicos.

Igualmente, aunque no sea obligatorio es muy recomendable el uso de luces de emergencia en bloques de viviendas, señalando los caminos más próximos a las salidas, para estar preparados a una posible evacuación.