blog

Lámparas de estilo nórdico. Uno de los estilos decorativos más conocido y usado en todo el mundo

lámparas estilo nórdico

El estilo nórdico es una tendencia decorativa que tiene su origen en Noruega, Suecia y Dinamarca. Este estilo es muy popular en todo el mundo. Las preferencias de este estilo radican en la sencillez y comodidad sin dejar a un lado la funcionalidad y practicidad. La inclinación por estas particularidades se asemeja al estilo minimalista.

El estilo nórdico involucra en sus espacios elementos como colores en tonos pasteles, el rosa, verde, amarillo, gris, entre otros. De igual forma, el blanco es el color estándar de este estilo. Los colores se aplican sobre superficies sin mucha textura, convirtiendo la fusión de elementos en un ambiente relajante y tranquilo.

En este artículo encontrarás las mejores lámparas de estilo nórdico del momento y conocimiento para decorar con este estilo de iluminaria correctamente.

Lámparas nórdicas como opción decorativa

El tipo de iluminación que usa este estilo se adapta a casi cualquier espacio y puede combinarse con muchas otras tendencias decorativas. Son la opción perfecta para iluminar espacios pequeños como estudios y cubículos.

Los diseños varían desde lámparas de mesa hasta lámparas de techo y de pie. Estas no solo se dedican a iluminar un espacio, sino que, ubicadas en el lugar exacto, son funcionales y además se convierten en un componente hermoso que decora tus espacios.

Las lámparas nórdicas se caracterizan por:

  • Elegancia propia en sus formas sencillas y puras, líneas rectas y nada recargadas.
  • Elementos naturales como la madera o materiales como algodón o lino. Estos aportan calidez a los espacios.
  • La luz hace un juego perfecto con los colores pasteles creando la sensación de estar en presencia de la luz natural.
  • El uso de metales y madera las hacen versátiles y adaptables a cualquier espacio y color.

Ventajas de las lámparas nórdicas

Las lámparas de este estilo tienen muchas cosas a favor. Muchas de las ventajas son:

  • La practicidad de estas lámparas deja que se integren en casi cualquier espacio sin estorbar, por muy pequeña que sea la habitación.
  • Las habitaciones con tonos neutros y suaves combinan casi a la perfección con este tipo de lámparas, añaden más claridad al unirse con ese tipo de colores.
  • Sus estilos sencillos mezclan madera, metal y cristal con acabados cargados de simplicidad. Son aptas para decorar espacios cuyos dueños deseen un ambiente moderno e iluminado.
  • La naturaleza es un elemento presente en cada rincón de estos ambientes de estilo nórdico. Incluyen desde una iluminación que asemeje la luz natural hasta muebles de madera y plantas. Éste se convierte en un estilo que perdurará en el tiempo ya que, difícilmente la naturaleza pasará de moda.

Tipos de lámparas nórdicas

Las lámparas de este estilo no se limitan a un tamaño, color o material específico. Su diseño dependerá mucho de las preferencias de su dueño y la decoración previa del espacio donde quieras instalarla. La clave es incluir elementos sencillos, que no sean exagerados y añadirles un toque de la naturaleza misma.

Existen de todo tipo: colgantes, de escritorio o de pie. Dependiendo de la necesidad y de lo funcional que se necesite que sea, puedes escoger entre los siguientes:

Lámparas de techo y lámparas colgantes nórdicas

Las lámparas de techo son ideales para mantener el piso y los escritorios desocupados. Son prácticas y hermosas, perfectas para iluminar espacios grandes.

Lámparas de mesa nórdicas

Como su nombre lo indica, este tipo de lámparas se utilizan en mesas o escritorios. Añaden elegancia y practicidad y por ser generalmente pequeñas se adaptan a cualquier espacio.

Lámparas de pie nórdicas

Estas lámparas se colocan en el piso y tienen una altura media entre mesas o muebles y el techo. Son ideales para decorar esquinas e iluminar espacios de lectura dando un toque cálido y práctico.

Trucos para crear ambientes de estilo nórdico que hagan juego con lámparas de este tipo

  • Mantén los espacios abiertos para que haya mucha entrada de luz. Es muy común en este tipo de decoración que se mantenga ventanas y puertas descubiertas sin cortinas.
  • Escoge como predeterminado al color blanco. Este color se ve mucho en este estilo. El blanco estará presente en paredes, muebles, accesorios en general e incluso en el piso cuando estés en presencia de esta tendencia decorativa.
  • Usa madera. Igual que el color blanco, la madera es un elemente repetitivo en esta decoración. Las maderas que se usan son las claras como el pino, el haya o el abedul.
  • Los elementos que utilices deberán crear un ambiente cómodo y espacioso. Pueden ser objetos con líneas y curvas suaves, donde cada accesorio tenga una función práctica y estética.
  • Objetos que sean naturales, estos son los predilectos de este estilo. Además de usar madera, otros elementos como accesorios de lino o algodón les da un toque hogareño y cálido a las habitaciones.
  • Utiliza cosas como ramas, piñas, plantas o flores. Con este tipo de materiales puedes crear accesorios hermosos y nada costosos.
  • Materiales hechos a mano. Puedes reciclar y restaurar troncos de madera, tejer manteles o tapetes, usar cajas u otros objetos que te sirvan de adorno, pintarlos y añadirlos a tu habitación. Esta característica le da un toque personal y único.

En conclusión, es posible lograr una decoración nórdica sin necesidad de gastar mucho dinero. Con todos estos trucos puedes crear elementos funcionales, bellos y diseñados especialmente por ti. Por ejemplo: crea lámparas nórdicas baratas con tan solo ramas y extensiones de luces usadas o crea mesas con troncos de árboles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.